LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo dijo el Señor: "Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: "En seguida, ven y ponte a la mesa"? ¿No le diréis: "Prepárame la cena, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú"? ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: "Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer."

Lucas 17, 7-10

Cuando Jesús pasó 40 días en el desierto fue tentado por Satanás. La segunda de las tentaciones se basaba en saltar del pináculo del Templo, y ser salvado por los ángeles delante de todo el mundo. O lo que es lo mismo: Satanás le invitó a usar la religión para la autoglorificación personal. 

¡Cuántas veces vivimos el servicio en nuestra parroquia o comunidad como un motivo de orgullo malo! Cuántas veces repetimos aquello de: “! … y ni las gracias me han dado!”. 

¡Cuántas veces convertimos la pastoral en un bastión de nuestro ego! 

Jesús nos invita a decir: “Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer

¿Recuerdo alguna vez haber utilizado la pastoral o la fe para sentirme más que los otros? ¿Uso mis dones al servicio de la comunidad con humildad y devoción? 

Señor, que sepa darte gloria con mis palabras y mis silencios, con mis obras y mis pensamientos. Que sea suficientemente humilde para que tú me puedas enaltecer. Que tu madre María me ayude a ser como ella, y que con ella pueda darte gloria por siempre. Amén. 

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter