¿Quieres ser importante? ¡Sirve!

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, se acercó a Jesús la madre de los Zebedeos con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: « ¿Qué deseas?» Ella contestó: «Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda.» Pero Jesús replicó: «No sabéis lo que pedís. ¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber?» Contestaron: «Lo somos.» Él les dijo: «Mi cáliz lo beberéis; pero el puesto a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre.» Los otros diez, que lo habían oído, se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús, reuniéndolos, les dijo: «Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos.»

Mateo 20,20-28

Hoy es el día de Santiago, ¿por qué es importante? Porque el día de hoy nos recuerda que nuestra fe es apostólica. Con el apóstol Pablo en Efesios 2, 20 podemos decir de la Iglesia de España que estamos “edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas”. Creemos gracias a que un testigo de la Resurrección se molestó en venir a España y dio testimonio de lo que vio.

La fe no se transmite por generación espontánea, la fe es un ente vivo que necesita de la comunidad para expandirse pero a la vez para subsistir al igual que nosotros estamos llamados a vivir la fe en comunidad, nos lo recuerda Dios Padre en el Génesis “No es bueno que el hombre esté solo”, por ello agradecemos a Santiago la creación de la siete primeras iglesias locales en España según la tradición de los “Varones apostólicos”, germen de nuestra iglesia nacional actual.

Santiago era ambicioso y eso no es malo, Jesús no reprende la petición de Salomé, la madre de los Zebedeo. Él ordena el deseo de los Hijos del Trueno encauzándolo hacia servicio, ¿quieres ser importante? ¡Sirve! A fe que Santiago entendió la lección y llegó hasta el fin de la tierra literalmente para servir a su Maestro y ayudar a sus hermanos.

Hoy pediré la intercesión del Apóstol y le daré las gracias por la fe recibida gracias a Él.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter