Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

REVISA TUS BOQUETES… ¡TODOS TENEMOS! - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría abrir un boquete. Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre.» Pedro le preguntó: «Señor, ¿has dicho esa parábola por nosotros o por todos?» El Señor le respondió: «¿Quién es el administrador fiel y solícito a quien el amo ha puesto al frente de su servidumbre para que les reparta la ración a sus horas? Dichoso el criado a quien su amo, al llegar, lo encuentre portándose así. Os aseguro que lo pondrá al frente de todos sus bienes. Pero si el empleado piensa: "Mi amo tarda en llegar", y empieza a pegarles a los mozos y a las muchachas, a comer y beber y emborracharse, llegará el amo de ese criado el día y a la hora que menos lo espera y lo despedirá, condenándolo a la pena de los que no son fieles. El criado que sabe lo que su amo quiere y no está dispuesto a ponerlo por obra recibirá muchos azotes; el que no lo sabe, pero hace algo digno de castigo, recibirá pocos. Al que mucho se le dio, mucho se le exigirá; al que mucho se le confió, más se le exigirá.»

Lucas 12,39-48

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

Hoy es día para revisar boquetes, agujeros, rendijas, grietas, trampas… Porque los ladrones y enemigos de la vida, siempre buscarán eso: colarse por donde menos fuertes seamos. Especialmente el Mal Espíritu, el Mentiroso, el Demonio, el Enemigo… o como cada uno quiera llamarlo.

Y si no sabes por dónde tienes boquetes, mira por donde tropiezas más, por donde haces daño a otros sin querer, por donde te pierdes más a ti mismo o e alejas de lo que en el fondo de tu corazón quieres con más verdad y pasión. Por ahí, está tu parte débil, por donde se abrirán boquetes. Unos actuarán como el empleado de la parábola maltratando a los que tiene cerca; otros huirán de todo y no afrontarán la vida; cada uno reaccionaremos de un modo distinto porque distinto es el don recibido y distinta nuestra forma de ser. Pero a todos se no pedirá cuentas de cómo hemos cuidado la vida recibida y los boquetes que hemos permitido que otros abran en nosotros para robarnos la paz y las ganas de amar con lucidez. Ayudémonos unos a otros. ¡No lo permitamos!

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter