A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo decía Jesús a sus discípulos: "Ganaos amigos con el dinero injusto, para que, cuando os falte, os reciban en las moradas eternas. El que es de fiar en lo menudo, también en lo importante es de fiar, el que no es honrado en lo menudo, tampoco en lo importante es honrado. Si no fuisteis de fiar en el vil dinero, ¿quién os confiará lo que vale de veras? Si no fuisteis de fiar en lo ajeno, lo vuestro, ¿quién os lo dará? Ningún siervo puede servir a dos amos: porque o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero". Oyeron esto unos fariseos, amigos del dinero, y se burlaban de él. Jesús les dijo: "Vosotros presumís de observantes delante de la gente, pero Dios os conoce por dentro. La arrogancia con los hombres, Dios la detesta".

Lucas 16, 9-15

Ante los fariseos que eran “amigos del dinero” y creían que era compatible la vida piadosa con el amor al dinero, Jesús afirma que no se puede servir a dos señores. Jesús no habla de servirse del dinero honestamente, sino de servir al dinero, del apego desmedido que esclaviza y deshumaniza. 

El dinero con facilidad se convierte en un ídolo al que estamos dispuesto a adorar, porque nos da seguridad, aunque esta sea una seguridad falsa, por eso no deja espacio en nuestro corazón ni para Dios ni para el prójimo

Es fácil alejarse de Dios y del prójimo por la comodidad y el egoísmo. Hay muchos cristianos así… son buenos, van a Misa, pero no llega a más. Cuando la Palabra habla de servicio se refiere a todo: servicio a Dios en la adoración, en la oración, en las alabanzas; y servicio al prójimo hasta el final. Por eso, Jesús nos dice: “El que es fiel en lo poco, también es fiel en lo mucho». La ley del amor, que es la que Cristo ha venido a traer al mundo, es la del amor sin medida. En el amor no hay mucho ni poco, o se ama o no se ama. No podemos decir que amamos si actuamos con egoísmo.

¿Es para ti el dinero un medio o un fin? ¿Vale más que el amor a Dios y al prójimo?

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter