LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús al gentío: «En verdad os digo que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan el Bautista; aunque el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él. Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora el reino de los cielos sufre violencia y los violentos lo arrebatan. Los Profetas y la Ley han profetizado hasta que vino Juan; él es Elías, el que tenía que venir, con tal que queráis admitirlo. El que tenga oídos, que oiga».

Mateo 11, 11-15

Siempre me ha impactado la letra de la canción de Brotes de Olivo “Pequeño y pobre”:

Mi Dios, necesito saber por qué tu pobreza salva al hombre,
y el misterio de la cruz nos abre un nuevo horizonte.

Hazme entender, mi Señor, por qué tu ser-sobre-todo-nombre
ha renunciado al poder y optas ser pequeño y pobre.

Dios mío, es necesario que tú crezcas y yo disminuya (Jn 3, 30).

Que mi ego se desinfle y me halle en lo que soy,

en quién soy,

en mi verdad con su fulgor y sus contradicciones;

sin caretas ni postizos,

solo mi pobre y pequeña persona ante ti.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter