SOLO “CREERNOS AMADOS” NOS SALVA – Sábado 1 de junio –

LOGO-LECTURAS
Os aseguro que lo que pidáis a mi Padre, os lo dará en mi nombre. Hasta ahora no habéis pedido nada en mi nombre; pedid y recibiréis, para que vuestra alegría sea completa. Os he dicho esto en parábolas; llega la hora en que ya no os hablaré en parábolas, sino que os explicaré claramente lo de mi Padre. Aquel día pediréis en mi nombre, y no será necesario que yo pida al Padre por vosotros, ya que el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado y habéis creído que yo vine de parte de Dios. Salí del Padre y he venido al mundo; ahora dejo el mundo y vuelvo al Padre.

Jn. 16, 23b-28

Somos amados por el Padre. Experimentarlo exige fidelidad a las palabras y gestos de Jesús, aun en una pobre fidelidad y en la distancia, seguir al Hijo, vivirnos hijos…

Somos llamados  a compartir el destino de Jesús, la cruz. El seguimiento, allá dónde nos conduzca, es la clave de un discipulado auténtico… ¡y ahí radica la alegría de la experiencia de un amor desbordado!

Jesús vino a nosotros y ahora vuelve al Padre… Él es la “revelación” de Dios Padre y revela a Jesús como realización de la“humanización plena” que el Padre envió al mundo. Revelación y humanización, son dones de Dios; acogiendo esos dones encontramos la “salvación”: es decir, hacer realidad las aspiraciones más profundas del ser humanas…

Decidámonos a volver al Padre. Volver al hogar, a la casa, a la seguridad… ¡al Amor!

¿Cuándo te decidirás a volver al Padre?

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter