Superpoderes

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, subió Jesús a una barca, cruzó a la otra orilla y fue a su ciudad. Le presentaron un paralítico, acostado en una camilla. Viendo la fe que tenían, dijo al paralítico: «¡Ánimo, hijo!, tus pecados están perdonados.» Algunos de los escribas se dijeron: «Éste blasfema.» Jesús, sabiendo lo que pensaban, les dijo: «¿Por qué pensáis mal? ¿Qué es más fácil decir: “Tus pecados están perdonados”, o decir: “Levántate y anda”? Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados –dijo dirigiéndose al paralítico–: Ponte en pie, coge tu camilla y vete a tu casa.» Se puso en pie, y se fue a su casa. Al ver esto, la gente quedó sobrecogida y alababa a Dios, que da a los hombres tal potestad.

Mt 9, 1-8

¡Que poderoso es el perdón! ¿A que vosotros también habéis sentido la liberación de ser perdonados? ¡Y cuánta más la de perdonar! No me extraña que la gente que rodeaba a Jesús se sorprendiera de ese poder que Él desprendía y que deja en nuestras manos cada día. 

Casi como si tener superpoderes… cambiar la vida del que tienes en frente con dos palabras: “Te perdono”. Pero… sobre todo cambiar la tuya… “Lo he perdonado”. Normalmente cuando hablamos de superpoderes pensamos en otras cualidades… ¿Cuál es tu favorito? 

https://listas.20minutos.es/lista/los-superpoderes-mas-utiles-codiciados-o-increibles-297483/

Tan fácil y tan difícil como coger nuestra camilla e irnos a casa… en Paz. 

¡Feliz día Superhéroe!

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter