Te quiero

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Este es mí mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto permanezca. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros».

Juan 15,12-17

Existen varias maneras de expresar el amor a nuestros queridos. Algunos lo expresan más con palabras y gestos cariñosos; otros, con obras concretas. En el evangelio de hoy Jesús nos enseña una forma superior de entrega del amor, “nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos”. La entrega de amor es la entrega de vida. No se limita a regalos costosos, no se circunscribe en ocasiones particulares. El amor verdadero se entrega cada día, y muchas veces nos duele. A Jesús el amor a la humanidad le costó la vida. 

A nosotros ¿qué nos requiere hoy el amor? 

¿Cómo damos la vida a los demás? A veces nos pide solamente una sonrisa…

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter