TODO PROCEDE DE TI – Martes 4 de junio –

LOGO-LECTURAS
En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, dijo: «Padre, ha llegado la hora, glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique y, por el poder que tú le has dado sobre toda carne, dé la vida eterna a los que le confiaste. Ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesucristo. Yo te he glorificado sobre la tierra, he coronado la obra que me encomendaste. Y ahora, Padre, glorifícame cerca de ti, con la gloria que yo tenía cerca de ti, antes que el mundo existiese. He manifestado tu nombre a los hombres que me diste de en medio del mundo. Tuyos eran, y tú me los diste, y ellos han guardado tu palabra. Ahora han conocido que todo lo que me diste procede de ti, porque yo les he comunicado las palabras que tú me diste, y ellos las han recibido, y han conocido verdaderamente que yo salí de ti, y han creído que tú me has enviado. Te ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por éstos que tú me diste, y son tuyos. Sí, todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y en ellos he sido glorificado. Ya no voy a estar en el mundo, pero ellos están en el mundo, mientras yo voy a ti.»

Juan 17,1-11a

«Todo está conectado. Por eso se requiere una preocupación por el ambiente, unida al amor sincero hacia los seres humanos y a un constante compromiso ante los problemas de la sociedad» (Laudato Si 91).

Qué hermosura sentir que todo está dentro de mí, qué maravilla sentirme

conectado a todo,

al río, al cielo, al aire,

al bufeo y cada animal,

a las altas palmeras,

a la robusta lupuna.

Al sol ardiente y a la fresca sombra.

Al reflejo de la luna en el mar.

Al dolor y a la lucha,

al gozo de vivir en cada momento,

experimentado pero no pensado ni expresado.

A todas y cada una de las personas

que existieron, que existen y que existirán.

Cada un@ con el todo dentro,

tod@s parecid@s a ti.

Tod@s y todo en realidad uno.

Y yo unido a ti.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter