Vendremos y haremos morada en Él

LOGO-LECTURAS
EN aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «El que acepta mis mandamientos y los guarda, ese me ama; al que me ama será amado mi Padre, y yo también lo amaré y me manifestaré a él». Le dijo Judas, no el Iscariote: «Señor, ¿qué ha sucedido para que te reveles a nosotros y no al mundo?» Respondió Jesús y le dijo: «El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guardará mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino del Padre que me envió. Os he hablado de esto ahora que estoy a vuestro lado, pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que enviará el Padre en mi nombre, será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que os he dicho».

Juan 14,21-26

¿Te has enamorado alguna vez en tu vida? Si tu respuesta es sí, comprenderás lo que Jesús quiere decir en el evangelio de hoy. Cuando amamos a alguien amamos todo lo suyo e inconscientemente nuestra manera de pensar y actuar está influenciada por la suya. Queremos gastar el resto de nuestra vida con él (ella). Jesús nos presenta exactamente lo mismo: “el que me ama guardará mi palabra y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada en él”. Con su palabra nos invita, personas enamoradas de Dios, a ser moradas de Él, es decir, conformar nuestra vida a la suya guardando y poniendo en acciones concretas sus palabras.

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter