EL ÉXITO VERDADERO TE HARÁ SER MÁS HUMANO. Por Víctor Vallejo

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

CLAVES PARA QUE TODO TE VAYA BIEN EN LA VIDA…, SI ASÍ LO DECIDES

.

Bienvenido a esta sección formativa de Acompasando. Me llamo Victor Vallejo y, como me he formado como coach y acompañante espiritual, me han encargado que escriba doce pistas para ayudar a quien pase por aquí a conseguir que todo le vaya bien en la vida. ¡Menudo encargo! A lo largo de este curso iremos explorando juntos temas que te ayuden a desarrollarte como persona completa capaz de conseguir metas y de facilitar que otros también desarrollen su potencial. Hablaremos de los ocho hábitos que harán de ti una persona madura y capaz, entenderemos qué es el coaching y su relación con la espiritualidad, hablaremos de lo que nos impide ser felices (como el miedo) y de conceptos tales como resiliencia, capacidad de elección, libertad, equilibrio, alegría serena, coaching, meta, saboteadores, rueda de la vida, miedo, fragilidad, proactividad, espíritu emprendedor y paradigma humano.

.

Espero que todo ello sea de tu agrado y te dé verdaderas pistas para re-conducir tu vida o la de otras personas si así lo quieres. Para que veas que voy en serio, en esta primera entrega, te advierto de que no todo el éxito que reluce es oro y te animo a reflexionar sobre que el verdadero éxito no puede ir sólo dirigido a conseguir dinero y bienes materiales.

.

PRIMERA CLAVE: EL ÉXITO VERDADERO TE HARÁ SER MÁS HUMANO

.

Mira a tu alrededor: la publicidad nos muestra multitud de personas modelo que han conseguido las cotas más altas de bienestar; los jóvenes se pirran por conseguir “likes” en Instagram; Coca-Cola ha creado un Instituto de la Felicidad; los políticos se afanan por conseguir el poder para sus partidos; los medios de comunicación están repletos de caras de deportistas, empresarios, actores, cantantes, youtubers, ganadores de concursos interminables, etc. que nos convencen de que la mediocridad no tiene cabida en una vida perfecta. Es cierto, a todos, de una manera u otra, nos atrae el éxito y los publicistas han tomado buena cuenta de ello. El éxito vende y hay gente dispuesta a pagar un precio para conseguirlo. Pero, como le recordaba san Ignacio al joven y prometedor san Francisco Javier, ¿de qué nos sirve ganar el mundo entero si perdemos nuestra alma?

.

Y ahora piensa: ¿la imagen que yo tengo de una persona con éxito incluye que ésta haya conseguido la salud de su alma, o lo que es lo mismo: una vida plena, en armonía consigo mismo, con los demás, con la naturaleza y con lo absoluto? Porque…, ¿de qué me sirve conseguir todo el éxito del mundo si luego no soy radical y serenamente feliz?

.

Amy Winehouse, la única cantante británica que ha conseguido cinco Grammis en una sola noche, no sólo triunfó como cantante, sino que, según la Wikipedia, su estilo personal la convirtió en fuente de inspiración para algunos diseñadores famosos. Ella, como cantante famosa, alcanzó las metas más altas, pero, desgraciadamente, en el terreno personal, su adicción a las drogas y al alcohol más su comportamiento autodestructivo, la llevaron a un final infeliz cuando tan sólo tenía 27 años.

.

Es verdad: todos deseamos conseguir metas, adquirir propiedades, conseguir altas cotas de satisfacción personal y reconocimiento en el terreno personal, laboral y social? El éxito es bueno, ¿pero de qué nos sirve conseguirlo si malogramos nuestra vida?

.

Así de claro: El éxito es bueno y, a lo largo de este curso, vamos a ir a por ello. Pero quería empezar esta serie de artículos dejando claro que no nos pueden vender gato por liebre. Para ello debemos tener claro tanto qué es realmente el éxito como que el éxito verdadero siempre ha de ir acompañado del cuidado de nuestra vida interna. ¿Por qué? Porque sencilla y llanamente somos una combinación maravillosa de cuerpo y espíritu.

.

Stephen R. Covey, autor del brillante libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, llegó a la conclusión de que la única razón de que haya personas insatisfechas con su trabajo y que los directivos no sepan aprovechar el talento de su personal es un paradigma incompleto de quiénes somos, de nuestra concepción fundamental de la naturaleza humana. Y es que los seres humanos poseemos cuatro dimensiones: cuerpo (que se relaciona con la necesidad de supervivencia), mente (que se ocupa de la necesidad de aprender), corazón (que se dedica a satisfacer nuestra necesidad de relación) y espíritu (que apunta a nuestra necesidad de sentido y de dejar un legado tras nuestro paso por la vida).

.

El coaching, tal y como lo define Viviane Launer, es el arte de facilitar el desarrollo potencial de las personas y de los equipos para alcanzar objetivos coherentes y cambios en profundidad. El coach te facilita que llegues al éxito desarrollando tu potencial y ayudándote a superar los obstáculos internos y externos que se interponen entre tú y tu meta. El coaching te facilita llegar al éxito, pero, recuerda, no al éxito que te ofrecen los vendedores de humo, sino al éxito verdaderamente humano y humanizador. Talane Miedaner, escritora del libro Coaching para el éxito, nos aclara algo fundamental: según ella la esencia del coaching es abandonar los objetivos materiales y concentrarse en el desarrollo de vínculos afectivos, así como en la tarea de mejorar como ser humano.

.

En conclusión: ¿de qué te sirve alcanzar el éxito si no te ayuda a mejorar como ser humano?

.

.

Víctor Vallejo