«en otoño caen las hojas… y la cooperación al desarrollo» por miguel ángel vazquez

EN OTOÑO CAEN LAS HOJAS…

y LA COOPERACIÓN AL DESARROLLO.

 .

.

El otoño, de forma cada vez más abrupta, vuelve para hacerse protagonista de las calles y de los horizontes a los que el clima todavía nos permite escaparnos. El cambio de armario se acompasa con el cambio de las hojas de los árboles y, como a estos, pareciera que la vida nos invita a detenernos. El otoño, en el fondo como cualquier otra estación, nos invita a reflexionar acerca del tiempo que pasa y que avanza. En cualquier caso, esta postal de colores ocres, paseos a la puesta del sol y primeras bufandas y chaquetas, se hace más propicia a la reflexión y a la introspección. El otoño es la estación de la filosofía y, desde que ambas viven en la misma cueva, también de la poesía.

El año avanza y encara su recta final y, tal y como invito en este párrafo introductorio redactado para algo más que para demostrar al lector cuál es mi estación favorita, quizá sea buen momento para pensar qué hemos hecho este año para dejar el mundo un poquito mejor de lo que nos hemos encontrado y, mucho más importante aún, qué podemos hacer todavía.

No es mal momento ya que, aparte de por la estación (en la que no abundaré más, palabra), este mes de octubre celebramos el Día Internacional contra la Pobreza y las ONG volverán a salir a las calles a recordarnos que otro mundo es posible y necesario. Con el epicentro en el 17 de octubre, muchas actividades nos ayudarán a hacer un análisis de la situación en el mundo y nos ofrecerán diversas alternativas de acción. Nosotros hoy nos centraremos en una de ellas de especial interés y lo haremos, cómo no, a través de nuestra ya acostumbrada metodología.

 .

  • VER:

.

montaña dineroDicen que en la montaña es donde de verdad se conoce a una persona. Ante la necesidad, desprovista de todo excepto de lo fundamental para avanzar, enfrentada al sufrimiento y al esfuerzo del camino es donde una persona se muestra tal cual es, con lo bueno y con lo malo. Algo parecido podríamos decir de nuestra economía y, por ende, de nuestro mundo. Es en una crisis donde de verdad se conocen las intenciones de una sociedad y sus prioridades. En medio del sufrimiento y el esfuerzo de una crisis como la que nos está tocando vivir es donde realmente podemos llegar a medir la solidaridad sincera de una sociedad. Dónde priorizamos el gasto, dónde recortamos, qué ocupa nuestras conversaciones y portadas. Pensemos en nosotros, en nuestro día a día, en nuestro entorno, en nuestra coherencia (¿reservamos un 0’7% de nuestros ingresos personales para los más desfavorecidos, como clamamos en las calles? Qué propuesta más boba, ¿no?), en la prioridad de lo que reclamamos, en nuestras conversaciones, pero…

 .

.

  • JUZGAR:

.

documental.jpg…pero no nos quedemos ahí. En esta sección intentamos contagiarnos en la medida de lo posible de ese don del Espíritu que es la denuncia profética, así que no nos quedemos ahí. Atrevámonos a mirar también un poco más arriba. Pensemos también en cómo nuestros gobiernos gestionan esa bolsa común que son los presupuestos de un Estado. No podemos olvidar en ningún caso que los gobiernos tienen un contrato con nosotros mediante el cual nos representan no sólo a nosotros sino también a nuestra sensibilidad y a nuestras prioridades. Esto se tiene que notar muy especialmente, aunque a veces nos quieran algunos hacer caer en la trampa de que eso es demasiado técnico y para profesionales, en los Presupuestos Generales del Estado. Esto no es otra cosa que lo que se va a hacer con nuestro dinero a lo largo de todo un año. Parece evidente que esa propuesta de ingresos y de gastos debiera estar en consonancia con la sensibilidad de la ciudadanía. Es ahí, como en la montaña, donde se mide la realidad de nuestra sociedad. Sin embargo, si atendemos a las encuestas, por centrarnos en el asunto que hoy quiero traer a colación, mientras que más de un 80% de la sociedad española está a favor de mantener e incluso aumentar la Cooperación al Desarrollo con los países más desfavorecidos, vemos que a lo largo de los últimos tres años se ha recortado esta partida de gasto en un 70%. De cada diez euros que llegaban a la cooperación ahora sólo llegan tres. Aunque ahora podríamos entrar en el largo debate de si hay o no hay dinero (que esa es otra y es ciertamente interesante desmontar ideas preconcebidas), lo cierto es que, en cualquier caso, esto mide la solidaridad de la sociedad española. ¿Representa ese recorte la sensibilidad de los representados? ¿Es en este momento tan difícil cuando de verdad los españoles quieren dar la espalda a los países en vías de desarrollo? Porque, que nadie se engañe, un recorte del 70% en cualquier proyecto es tanto como eliminarlo del todo. ¿Entonces?

 .

.

  • ACTUAR:

.

si-me-importaEntonces habrá que hacer algo, ¿no? De algún modo podremos influir en el reparto presupuestario anual. Si entendemos el Estado como una gran familia, de algún modo podremos participar más allá de dejar toda la responsabilidad a un miembro de esa familia durante ni más ni menos que cuatro añazos… Justo eso es lo que plantea la completa campaña de Intermon Oxfan “Sí me importa”.  A través de un falso reality titulado “3 de cada 10”, nos muestran las consecuencias de recortar las ayudas al desarrollo encarnadas en personas de los países en riesgo de quedarse sin nuestra solidaridad. Es una ironía dura pero que merece la pena ver para concienciarnos de lo que supone este intolerable recorte a nuestra fraternidad. Tras esto, plantean un movimiento, el movimiento ‘Sí me importa’, para demostrar al Gobierno que a la sociedad española sí que le importa la solidaridad y exige que no se recorte. Por ahora llevan recogidas casi 2.500 firmas y nos invitan a sumar la nuestra. Sería buena cosa echar un vistazo a la propuesta de Intermon ya que, aparte de la recogida de firmas, materiales didácticos, propuestas de acción y materiales culturales para difundir entre nuestros contactos, tienen contenidos muy muy pedagógicos en los que se explica claramente cómo funcionan los Presupuestos Generales del Estado y qué plazos tenemos para actuar.

 .

.

Merece la pena, en este octubre que apenas comienza y nos recordará que la pobreza y la desigualdad global siguen aumentando, que nos animemos a influir en nuestros presupuestos tal y como nos recomienda Intermon y que seamos capaces de llevar esta conversación hasta nuestros círculos cercanos. Seguramente los medios no lo harán. O eso o conformarnos con el “qué se le va a hacer”. Pero, ¿de verdad nos vamos a callar cuando se le recorta a los empobrecidos de la tierra un 70%… de menos de un 0’4% de todo el dinero del Estado? ¿Os acordáis de cuando el 0’7% nos parecía una miseria exigible? Pues eso. La solidaridad también se lucha.

.

Feliz otoño. Nos vemos entre las hojas, las puestas de sol, los abrigos… y las calles.

.

.

Miguel Ángel Vázquez

@MAVazquez22

cheap indocin
side effects of bupropion xl 150 mg

¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on pinterest
Compartir en Pinterest