20200506_Mujeres

Estas mujeres (emprendedoras) nos sobresaltan

Desde hace tiempo formo parte de una la Comisión para la Promoción del Talento Femenino de la Cámara de Comercio de Segovia. Desde esta comisión pretendemos dar visibilidad a las mujeres profesionales que nos rodean e impactar en el ámbito educativo para que las mujeres del futuro sean conscientes de la capacidad y la responsabilidad que tienen para cambiar su futuro y el de todos.

Forman esta comisión otras tres mujeres: Mª José (coordinadora de la comisión), Marian y Rocío. Diferentes, como lo somos todas, de diferentes ámbitos profesionales, pero con mucho en común:

Son mujeres gratuitas, quieren dar visibilidad a las demás porque creen que es lo justo, lo necesario, lo urgente; sin más, sin buscar ningún otro beneficio de ningún tipo; son así de generosas, ponen lo suyo al servicio de los otros.

Son comprometidas. Su sí, es sí. Cada día. Con sus trabajos, con sus familias y también con su entorno.

Son responsables, saben que lo que ellas no hagan ahora, por el momento quedará sin hacer. Y como se saben capaces, emplean su sí para crecer y que crezcan los que las rodeamos.

Son confiadas; tienen fe en la vida, en los demás y en sí mismas.

Son mucho más, son inteligentes, divertidas, amables…mucho más.

El caso es, que por todo esto me recuerdan a aquellas mujeres que encontraron el sepulcro vacío. Porque, aunque a veces no las crean, aunque a veces tengan miedo, aunque a veces se sientan solas, siguen caminando paso tras paso. Saben que el final es la vida y ellas mismas están muy vivas.

Son como tantas otras que ven, escuchan y responden. Sin duda saben que la muerte no tiene poder. Mujeres que “sobresaltan” por lo extraordinarias que son. No me cabe duda de que ellas, y tantas otras que hay como ellas, conseguirán que su testimonio diario deje de ser “sobresalto”. Si sobresaltarse es sorprenderse ante algo inesperado, habremos resucitado del todo el día que esta forma de actuar, de creer, de dar, deje de sobresaltarnos, porque será lo corriente, lo común. Seguramente estaremos vivos del todo cuando lo que nos sobresalte sea lo contrario.

Mientras tanto, sigamos caminando.

COMPARTE ESTA ENTRADA

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on print
Share on email