Incinerar frente a Reciclar, Reutilizar, Reducir y … Re-pensar

Como educadores/as tenemos la responsabilidad de llevar a nuestras aulas la importancia del cuidado del planeta y de mantener la “integridad de la creación”. Este debe ser uno de los ejes principales de nuestro trabajo con los jóvenes, que son las semillas que plantamos para el futuro.

Con ellosy ellas tenemos que acercarnos a la realidad que nos rodea y mostrar a nuestros alumnos/as la realidad de su propio consumo, las consecuencias que conlleva y promover en ellos/as un compromiso con el medio ambiente.

Uno de los aspectos que más importancia tiene en el cuidado del planeta y de nuestro entorno es la forma de consumir, porque entre muchas otras cosas lleva consigo el “desecho”

¿Qué hacemos con nuestra basura? Esta pregunta es de vital importancia en el aula. Estudiar y medir las consecuencias de la gestión de “los desperdicios” de una determinada sociedad es un ejercicio imprescindible para conseguir ese compromiso con el medio ambiente que buscamos en ellos/as.

¿Qué está pasando?

En los últimos años, y debido principalmente a la crisis económica y el parón de la construcción, las cementeras españolas han bajado su ritmo de producción. Para afrontar esta situación muchas de ellas han solicitado permiso para quemar residuos en sus plantas de fabricación de cemento.

Con la incineración de residuos reciben un dinero de las administraciones, es decir,  se les paga por la incineración de los residuos y además ahorran el combustible en la fabricación de cemento. Lo que les proporciona una fuente de ingresos extra y ventajas económicas que repercuten directamente en la fabricación de cemento.

En los medios de comunicación se transmite la idea de que la incineración es realmente una  “valorización  de residuos”  ¿Por qué? Porque al quemar las basuras éstas se convierten en energía eléctrica o en el caso de las cementeras que incineran, en combustible. Por lo tanto no se pierden en grandes vertederos, si no que parte de su energía “retorna” a nosotros/as.

Algunos expertos se han atrevido a denominar la incineración como “energía renovable”. Pero ¿es esto cierto? ¿Es realmente la incineración una fuente de energía renovable? La energía renovable es aquella que se obtiene de fuentes naturales virtualmente inagotables, ya sea por la inmensa cantidad de energía que contienen, o porque son capaces de regenerarse por medios naturales.

Los Residuos Sólidos urbanos (RSU), los lodos, los neumáticos o las harinas cárnicas no son capaces de regenerarse por sí mismos de forma natural, ni son inagotables (como el viento, el sol o las mareas). La incineración no “revaloriza” los residuos porque sólo retorna una parte de la energía que se utilizó para fabricarlos y porque además, los gases que proceden de su combustión son altamente peligrosos para la salud de los seres vivos y de la Tierra.

Por otro lado, se nos explica que incinerar en las cementeras evitará cientos de despidos de personas que trabajan en ellas, ya que por la bajada de la producción implica un recorte de personal.

Pero, en realidad, una buena implantación de recogida de residuos bien separados y su posterior tratamiento en plantas de reciclaje proporcionarían incluso más puestos de trabajo y tendrían la gran ventaja de no ser actividades contaminantes o perjudiciales para la salud.

¿Qué coste tiene incinerar?

La incineración es un método desaconsejable por sus implicaciones medio ambientales, la destrucción de materias reaprovechables, sus efectos adversos sobre la salud de las personas, por su irrelevante creación de empleos frente a otras alternativas sostenibles y por su coste en recursos.

Las cementeras se convierten en incineradoras de neumáticos, plásticos y lodos de depuradora entre otros. Muchas  de las sustancias emitidas por estas combustiones son muy peligrosas para la salud, y sin  embargo, como no figuran en la legislación de contaminación por combustión (en la que sólo figuran los gases de  los combustibles tradicionales), no existe un máximo de emisiones para  dichas sustancias, lo que significa que nadie medirá la intensidad de la nube tóxica generada provocada por la combustión de:

  • La bolsa de la basura (RSU)
  • Lodos de depuradoras (urbana e industrial)
  • Plásticos, incluidos el PVC
  • Cualquier material resultante del desguace de vehículos (plásticos, cableados, etc)
  • Neumáticos usados
  • Harinas cárnicas…

 

Y es que la incineración de este tipo de residuos (urbanos, harinas cárnicas, lodos de depuradora, desechos de hospitales, plásticos de diferentes tipos, neumáticos…) es una actividad muy contaminante cuando se hace en una planta incineradora, pero lo es mucho más cuando la incineración se lleva a cabo en un horno cementero que no dispone de las medidas de protección adicionales que tiene una incineradora.

De hecho, está calificada como la cuarta actividad más contaminante a nivel mundial.

El problema está en que en los estudios que se realizan para acallar a la población y conseguir las autorizaciones, en muchos casos solicitados por la propia empresa, se omiten agentes contaminantes muy importantes como son las dioxinas y furanos, algunos metales pesados, los éteres difenilpolibromados, etc. Estas sustancias están en relación con los niveles de incidencia de distintas enfermedades respiratorias, cardiovasculares y de otros tipos entre las cuales se incluye el cáncer. Son bioacumulables, es decir, se acumulan en el tejido adiposo tanto de las personas como de los animales y han sido detectadas en la leche materna humana tal y como demuestran distintos estudios refrendados por más de 33.000 médicos y científicos del mundo.

¿Qué efectos tiene sobre nuestra salud?

Los informes sobre las consecuencias ambientales de incinerar en cementeras normalmente son ENCARGADOS Y PAGADOS por las propias incineradoras. Hay que dirigirse a estudios que no tengan “intereses económicos” ligados a sus resultados.

El Instituto de Salud Carlos III ha emitido y hecho público el siguiente informe “La mortalidad por cáncer en ciudades situadas en las proximidades de incineradoras y de instalaciones para la recuperación o eliminación de residuos peligrosos” (que puedes encontrar en internet fácilmente introduciendo el Título o pinchando aquí http://fernandopalacioseco.wordpress.com/2013/01/08/la-mortalidad-por-cancer-en-ciudades-situadas-en-las-proximidades-de-incineradoras-y-de-instalaciones-para-la-recuperacion-o-eliminacion-de-residuos-peligrosos/ ) y que en sus resultados cita textualmente:

 

Se diseñó un estudio ecológico para examinar la mortalidad municipal provocada por 33 tipos de cáncer durante el período 1997–2006…[] Se detectó un exceso de mortalidad por cáncer en el conjunto de las poblaciones que residen cerca de dichas instalaciones y, principalmente, las próximas a incineradoras e instalaciones de manipulación de chatarra o de vehículos para desguace.[…].Conclusiones: Nuestros resultados confirman la hipótesis de la existencia de un incremento significativo del riesgo de muerte por cáncer en los municipios próximos a incineradoras e instalaciones para la recuperación o eliminación de residuos peligrosos.

 

Conclusiones

La creciente escalada de número de incineradoras en España no responde a una necesidad, si no a un cambio de “política” en la gestión de recursos. El hecho de que nuestros gobernantes opten por incinerar antes que por promover políticas de reciclaje, reutilización y reducción no responde al interés de la gente ni al del planeta, responde a intereses económicos.

Debemos movernos y comprometernos con nuestro medio y con nuestros vecinos y pedir un cambio en la gestión de los residuos:

1)      Promover la recogida selectiva de los RSU en nuestras ciudades y/o pueblos para su posterior reciclaje;

2)      Exigir a nuestros gobernantes la creación de plantas de reciclaje de RSU y demás productos que hoy se incineran, lo que generará nuevos puestos de trabajo y mayor salud y cuidado del medio ambiente;

3)      Reducir el consumo de productos en general, pero especialmente aquellos que son  dañinos para el medio ambiente o los que no pueden reciclarse o reutilizarse;

4)      Reutilizar mucho más aquellos productos que ya tenemos.

5)      Trabajar crear una cultura y una verdadera industria de reciclaje y dejar de lado procesos como la incineración que resulta muy perjudicial haciendo que los ciudadanos/as podamos intervenir en decisiones como ésta, que nos afectan tan directamente.

Desde Bruselas se proponen otras formas más sostenibles de gestión de la basura, y se limita hasta el 2.020 la actividad contaminante de incineración, no ponerse desde ya manos a la obra para crear nuevas vías de reciclaje, y continuar en la misma línea del perjuicio y la devastación medioambiental, es un sin sentido.

 

 

 

Materiales

Firmas en internet

En internet existen múltiples campañas que trabajan en contra de la incineración o en contra de dar permisos a las cementeras que los solicitan:

http://www.change.org/es/peticiones/100-000-firmas-para-no-a-la-incineradora-en-asturias

http://www.change.org/es/peticiones/no-a-la-incineraci%C3%B3n-denieguen-la-autorizaci%C3%B3n-ambiental-integrada-a-la-empresa-portland-valderrivas-el-alto

http://www.change.org/es/peticiones/mas-reciclaje-y-menos-incineraci%C3%B3n

Contra la incineración como método:

http://www.change.org/es/peticiones/impide-la-incineraci%C3%B3n-de-residuos-en-las-cementeras-de-la-provincia-de-le%C3%B3n-2

http://www.change.org/es/peticiones/catalina-soler-consellera-de-medi-ambient-que-se-pare-la-importacion-de-residuos-ajenos-para-incinerar-en-mallorca

http://www.change.org/es/peticiones/dile-a-la-xunta-de-galicia-que-no-instale-una-incineradora-en-o-irixo

Por una cuestión de salud y de salud medioambiental…

En el blog de Fernando Palacios http://fernandopalacioseco.wordpress.com/ podrás encontrar información sobre las consecuencias de la incineración. A través de varios artículos que relacionan mortalidad y cercanía a incineradoras, es un poco difícil de digerir porque es muy técnico y muchos artículos están directamente en inglés, pero puedes intentarlo. Además en esa página puedes ver el propio proyecto que presentó la Portland, una cementera de Madrid cuando solicitó el permiso.

En esta página encuentras, además Estudios relacionados con la salud y la incineración: http://fernandopalacioseco.wordpress.com/category/articulos-recientes-sobre-el-riesgo-de-cancer-en-espana-debido-a-incineradoras-y-otras-fuentes-de-polucion/

Entrevista a Eduardo Rodríguez Farré, médico y jefe del Departamento de Farmacología y Toxicología del Instituto de investigación del CSIC de Barcelona: http://www.airelimpio.org/archives/139

Estudio sobre las emisiones de dioxinas y furanos en la producción de cemento en España:       http://eprints.ucm.es/7744/1/T30013.pdf

Videos

Uno de los mejores videos que hoy explica las consecuencias del consumo y el porqué es “La historia de las cosas” que puedes ver aquí:

http://www.youtube.com/watch?v=ykfp1WvVqAY

Puedes ver el siguiente programa del «Escarabajo Verde» dedicado a las cementeras donde se explican los distintos enfoques y así promover el debate en clase: http://www.rtve.es/television/20130402/fuego-purificador/630321.shtml

Video informativo “Incinerando el futuro” sobre la cementera que incinera en Navarra:   http://vimeo.com/38361010

¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on pinterest
Compartir en Pinterest