Jornada Internacional del Migrante y el Refugiado

Hoy debemos pensarles, conocer alguno de sus nombres, sus historias. Felekech de Etiopía, 25 años, madre de un bebé, arrancada de su hogar a causa de los conflictos armados.  Roberto, 21 años, expulsado de su pueblo por las guerrillas colombianas. Rawda Yusuf, 42 años, madre de muchos hijos, vive como refugiada en su propio país, Sudán, desde hace más de 15 años. Abul Kalam, Rahima Khatun y sus hijos; Rinata Baguigna; Mohamed Daood; Rose Yazoro; y más de 50 millones de nombres, de vidas, de dolores.

Celebramos la Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado y esta vez el Papa Francisco fija la atención, especialmente, en los desplazados internos. Son aquellos que son movidos de su pueblo o ciudad, sin atravesar las fronteras de su país, a causa de la violencia o de los desastres naturales.

Un día para mirarles y tratar de comprender su cansancio terrible y la vulnerabilidad de vivir a la intemperie, sin raíces en las que anclarse, ni hogares en los que crecer.

Somos seres espaciales, dependientes de un suelo y un lugar que pueda albergar nuestra existencia y nuestras relaciones, nuestros proyectos, la dicha, el esfuerzo y el fruto del trabajo, la familia y el futuro.

Al perder su tierra, pierden su vida. Se separan de aquellos que quieren, se extravían sus hijos y se quedan sin casas y sin recuerdos. No pueden trabajar ni construir nada; son refugiados, esperan en un sitio de nadie, hasta que cese la violencia o se calme el cielo y el viento.

Su paso nómada, sus chozas hechas de plásticos y maderas, son un drama y también un símbolo; pues nos explican, aún en su dolor, que no es el hombre para este mundo, ni está su patria contenida en unas fronteras; que son ellos, los sin tierra, los semejantes al Hijo del hombre, que no tiene donde reclinar la cabeza y que desde niño fue obligado a huir; que es en sus rostros donde encontramos el Rostro de Jesús; y que cuánto hagamos a uno de ellos, sus más pequeños hermanos, a Él se lo hacemos. 

¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on pinterest
Compartir en Pinterest