«Los miserables»

Los-Miserables
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

 

Género: Drama musical

Año: 2012

País: USA

Guión: Bill Nicholson

Dirección: Tom Hooper

Título Original: Les Misérables

 

Víctor Hugo se inspiró en Eugène François Vidocq, delincuente que acabó siendo policía y creador de la Sûreté Nationale francesa, para la creación de los dos personajes principales de la novela. Narra las vidas y las relaciones de varios personajes durante un período de veinte años con el trasfondo del siglo XIX en Francia, en ambientes rurales y capitalinos. Jackman interpreta a un ex-prisionero (nº 24.601) llamado Jean Valjean, un individuo que es enviado a prisión tras robar un trozo de pan con el que pretendía alimentar a sus sobrinos y a su hermana viuda. Es perseguido durante décadas por el policía Javert (Crowe), que le hará la vida imposible después de que rompa su libertad condicional. Cuando Valjean accede a cuidar  a Cosette, la joven hija de Fantine, una mujer que sufre infortunios a lo largo de su vida, sus vidas cambian para siempre.

Esta obra publicada en 1862, ha conocido multitud de versiones en  el cine, televisión y teatro.  Y posiblemente esta es la versión que mejor expresa, a través de la música, muchos de los temas de fondo. Los miserables nos dan diez claves que nos pueden ayudar en nuestra vida:

 

los_miserables_15949

1.- La relación entre Jean Valjean y el Inspector Javert: dos hombres que odian el mundo en que viven, sólo que Valjean aprenderá a amar y a perdonar. Y, en el caso del implacable Javert, es vencido por su propio odio, incapaz de asumir el perdón por parte de Valjean; es admirable cómo se describe la rigidez del policía y de qué forma cae en el vacío cuando su estricto universo se resquebraja. Frente a frente el amor y el odio.

 

2.- Los miserables nos hablan de la evolución moral de un hombre, Jean Valjean, contada a través de las personas que influyen en su vida y de aquellas en las que él influye.

 

3.-  Los miserables nos hablan de la bondad. Podemos pensar que los miserables es una la crítica social de una época, pero hablar de una película social es hacer una lectura parcial. Narra la conversión interior de un ladrón (ladrón por necesidad) a la versión más moral y pulcra de un ser humano; narra, pues, un crecimiento.

 

4.- Los miserables nos hablan de: la capacidad que tienen las personas de rectificar, de ser heroicos y coherentes hasta el final. Nunca se puede dar a nadie por “perdido”.

 

5.- Los miserables nos hablan de: aquellas personas que nos encontramos en la vida que son capaces dedarnos una oportunidad. Aquellos que ven más allá de la apariencia y ven lo profundo de nuestro corazón y confían en que siempre hay algo bueno, como le ocurrió al obispo que lo acogió en su casa después de ver a Valjean “desesperado”. “No preguntéis su nombre a quien os pide asilo. Precisamente quien más necesidad tiene de asilo es el que tiene más dificultad en decir su nombre”. Nos habla de la caridad bien entendida. Nos habla de nuestra actitud como cristianos frente a aquellos que son “miserables”. Nos habla de pasión y sacrificio. Nos habla de una iglesia con los brazos abiertos al hermano.

 

6.-  Los miserables nos habla de “historias de seres humanos”: la historia del drama de Fantine y cómo es tragada por la pobreza y la impotencia, o la historia de un carácter (el obispo) al que Jean Valjean se acaba pareciendo.

 

7.- Los miserables nos hablan del sufrimiento. Cómo miles de personas sufren: la tiranía de los poderosos, la diferencia de clases sociales, las leyes injustas, la falta de trabajo digno, la prostitución, la injusticia social, …  Nos hace pensar y profundizar en cómo es nuestro compromiso con los miserables de nuestros días.

 

8.- Los miserables nos hablan de: la libertad del hombre, de su lucha por  los derechos fundamentales de la persona, de la dignidad de toda persona.

9.- Los miserables nos hablan del bien y del mal, de escuchar nuestra conciencia ante todos aquellos acontecimientos que se presentan en nuestra vida«La conciencia es la presencia de Dios en el hombre.»

 

10.- Los miserables nos hablan del amor. Por una lado, el amor familiar, como un padre cuida, protege y  lucha por su “hija adoptiva” hasta el final. «Cuando el amor es feliz lleva al alma a la dulzura y a la bondad”. Y el amor romántico, cuenta la historia de Cossette y Marius. Este es la imagen del idealista y también la imagen del enamorado. En el confluyen todos los ideales, se mezclan, son aceptados y rechazados, forman el germen de un revolucionario. Refleja la esencia del primer amor: el amor de la inocencia, étereo, que no necesita de la piel, que se alimenta de todo lo que le rodea.

 

Son muchos los momentos en los que la película crece hasta emocionarnos; en la cúspide se coloca la canción I dreamed a dream, cantada por Fantine (Anne Hathaway).

 

“          Los Miserables es un Musical con mayúsculas, en donde apenas existe el diálogo, un espectáculo soberbio al que se le pueden perdonar algunos baches narrativos, pero las ligeras caídas de interés remontan rápidamente cuando la historia nos lleva, como en una montaña rusa, a las cotas más altas del buen cine.

 

También es curiosa la permanencia de su mensaje hasta nuestros días, y cómo las palabras de Víctor Hugo pueden tener vigencia en nuestro contexto. Es la lucha de los miserables frente al poder establecido, la revuelta de los indignados del siglo XXI, de todos aquellos que en nuestros días trabajan por un mundo mejor.  La escena final es impresionante: un canto a la esperanzaque nos deja con el mensaje: …“La oscura noche acabará y el sol volverá a brillar. ¡No te la pierdas!

Beatriz Pereiro, rmi

Comparte este post con tus amigos

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter