Gracias por manteneros firmes, con esperanza y abiertas a la novedad. Siento que mis palabras no expresen bien lo interesante que es el proceso que habéis abierto con la página. Estoy convencido del poder evocador y transformador que tiene.

 .

10 AÑOS ACOMPASANDO, PARA SEGUIR AL COMPÁS DEL ESPÍRITU 

 .

Me evoca el nuevo estilo con el que hemos de acercarnos a la realidad. Lejos de pretender ser los provocadores o creadores del bien, somos cartógrafos, aquellos que interpretan, captan y animan el bien donde está.

Acompasar es la actitud de misión de quien ha entendido que el protagonista es el Espíritu que guía y dirige la humanidad como quiere y por donde quiere.

Acompasar exige una mirada de amor que en absoluto es pasiva, es una nueva visión que, en sí misma, contiene la fuerza de la provocación y la transformación.

Gracias.

 

Luis Alberto Gonzalo Díez,  cmf. 

Director de la Revista Vida Religiosa. 

www.vidareligiosa.es