INICIAR LA SEMANA SANTA… CON ALMA

 .

Como os decía ayer, yo anduve siempre cerca de Jesús en estos días, desde la entrada a Jerusalén… Y noté que algo dentro de Él no era como siempre… tenía, cuando nadie le veía, un gesto como de miedo… como quien se enfrenta a algún reto importante… un gesto de gravedad… nunca sentí algo igual… una tristeza honda que parecía agujerearle por dentro… Ya sé que seguís pensando que sólo soy un animal tonto, pero nosotros tenemos una sensibilidad especial para sentir qué os pasa a los humanos… y yo, sentí que en Jesús algo no encajaba… ¡¡¡y ninguno de sus amigos parecía darse cuenta!!!

.

SEMANASólo faltaban unos días para preparar la Pascua judía… pero estos días se hicieron interminables… ¿Cómo se vive con alma cuando sientes en la boca del estómago que llega un momento decisivo, que no te sientes con fuerzas, que estás asustado pero tienes que confortar a los demás, que no hay forma humana (ni divina) de de-mostrar que “esta” es la voluntad de Dios para ti hoy?

.

¿Cómo se vive con alma cuando la tentación y la prueba se entremezclan y lo más que puedes hacer es permanecer? Aún se me estremecen las orejas de burro cuando recuerdo aquella noche en Betania (Juan 12, 1-11): él tan aparentemente débil y triste, buscando en la casa de sus amigos de Betania un hombro donde reposar la cabeza. Y la gente, aparentemente tan retorcida, buscando una ocasión para criticarle. Y aquella mujer, libre como nadie, derrochando vida  perfume sobre él, ¡Cuánto amor sincero! ¡hasta yo podía verlo! Y la gente… tan ciega…

.

Se necesita mucha pasión, se necesita mucho espíritu, mucha alma, para permanecer con humildad y dignidad…. Para no dejarse llevar por las idas y venidas de Judas en esos días… No hacía falta ser un águila para darse cuenta de que tramaba algo a espaldas de su amigo y Maestro… Hasta un burro podía sentir en la piel la dispersión, la división, las mentiras… porque eso se nota, verdad?

.

5almaPido para vosotros que viváis vuestro momento con tanta alma, con tanto sentido, como dificultades tengáis. Solo así podréis permanecer, no escandalizaros de vuestras propias incoherencias y miedos, de vuestros fracasos aparentes, de vuestra tristeza… Y si sentís que os falta alma, por favor, no dejéis de entrar en esta escuela santa con Jesús… no seas burro, amigo… aprovecha! Vive estos días con toda el alma, con ese sexto sentido, esa intuición valiente que da sentido a todo, todo lo que vives… porque muchas veces sabemos lo que deberíamos hacer, pero no lo hacemos!!! Aprovecha estos días para dar rienda a tu alma.

.

.

Equipo ACOMPASANDO