“NO HAY VIDA PLENA SIN SERVICIO…” José Granados

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Me llamo José, tengo 60 años y estoy jubilado.

.

Nací de madre soltera en Tánger en el año 1953. Cuando tenía un año mi madre se trasladó a España. Debieron ser tiempos difíciles para ella y a mí me dejó en un colegio que el régimen de Franco llamaba de “auxilio social”.

.

A los siete años me sacaron del colegio y me encontré con un padre (padrastro) que no conocía. Mi vida dio un vuelco radical: me encontré con un padre alcohólico que solo vivía para él, mi vida fue un continuo ir de aquí para allá sin tener una residencia que durase más de un año en un mismo lugar, no tengo amigos de la infancia y aunque fui bautizado, confirmado y tomé la primera comunión, no se puede decir que mi entorno familiar facilitara la cercanía y el encuentro con Dios.

 .

La vida me enseñó muy pronto su dureza. A los 12 años, en mi primer trabajo de pescadero, tuve una experiencia amarga: cuando fui a cobrar mi primer salario ya se lo había gastado mi padre en vino.

.

A los 15 años, cuando tuve oportunidad, me marché de casa a trabajar a Madrid. Me independicé y en ese momento de mi vida yo no pensaba mucho en cumplir como Cristiano. Realmente no lo pensaba; estaba cabreado con el mundo y solo pensaba en vivir sin más.

 .

FOTO_4Pasaron los años y se podía considerar que yo era como la oveja perdida y ocurrió algo que ha transformado toda mi vida desde entonces. Estoy convencido que Dios puso en mi camino a la que luego sería mi esposa. Un hecho que me transformó, me dió paz, confianza, y sobre todo AMOR. Me encauzó por un camino nuevo para mí, en el que el nosotros era mas importante que el yo.

.

Después llegaron los hijos y tuvimos el acierto de proporcionarles su educación, hasta  la  universidad, en el colegio de los misioneros claretianos.

.

Después de varios trabajos, llegué a bombero y así seguí durante treinta y cinco años y medio, hasta que me he jubilado el pasado 10 de Enero de 2013. Ninguno de estos trabajos me ha marcado en mi vida, hay que trabajar si se quiere pagar las facturas…

.

La diferencia entre mi vida de juventud y mi vida de madurez, la empezó a marcar mi esposa y como los planes del Señor sólo El los conoce, se valió también de mis hijos para marcarme el camino a seguir: EL SERVICIO. Tejiendo la historia de mi vida he descubierto que no hay vida plena si no te entregas en cuerpo y alma al servicio. Esta es la forma, creo yo, de hacer realidad El Reino de Dios. Jesús nos dejó ejemplo con su vida de servicio, nació y vivió en los arrabales del poder, los olvidados de la historia fueron sus amigos y por ellos murió.

.

Yo, que me llamo Cristiano, no soy quien para crear otra forma distinta de llegar al Reino por el cual EL murió, y aunque es un camino muy difícil, con la ayuda de Dios intento ser consecuente con esta forma de luchar por el Reino.

.

josegranados2En este tejer la historia de mi vida, Dios ha puesto en mi camino personas que sin ellas no hubiese sido posible este cambio en mi: mi esposa, mis hijos, José María Lillo cmf, el padre José Ramón en Jutiapa, un hombre santo que ya está en la casa del Padre…

 .

También la comunidad de BASIDA donde me siento acogido y donde yo he experimentado el amor de Dios vivido con el ejemplo de vida que nos dan a cuantos pasamos por esa casa: Carmen, Arancha, Rafa, Paloma…, y un sin fín de personas sin las cuales no hubiera sido posible este cambio en mi vida.

.

A mis 60 años “cuando tengo ya mas historia que futuro”, intento levantarme cada vez que la debilidad de mi fe me hace caer, (tal vez más veces que la que yo quisiera), convencido de  que cuento con la ayuda de Dios, porque sólo he recibido en mi vida bendiciones a través de todas las personas que El ha puesto en mi camino.

.

.

José Granados

generic ciprofloxacin
spy iphone sms