Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

ORAR - ¡ES GRATIS! - Acompasando

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

ORAR – ¡ES GRATIS!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Error en la base de datos de WordPress: [Table 'wp_8tamd.wp_ppress_meta_data' doesn't exist]
SELECT * FROM wp_ppress_meta_data WHERE meta_key = 'content_restrict_data'

¡ES GRATIS!

.

Uno de los carteles del lema muestra una niña sonriente y una frase: sonríe ¡es gratis!

.

Gratis tiene que ver con gratuito, con dar las gracias, agradecido, agraciado/a… y no hay expresión más encantadora del agradecimiento que la sonrisa, un abrazo caluroso y feliz… en relación a la oración, el agradecimiento puede ser tanto fuente como consecuencia de la oración. La alegría de descubrir tantas cosas gratuitas en mi vida me lleva a orar desde lo cotidiano. Y la conciencia serena en la oración de ser amada, de tanto bien recibido, me lleva a sonreír ¿no?

.

Orar es gratis. Parece una tontería pero no lo es. Es lo que decimos al afirmar que es pura gracia. San Pablo nos dice que “el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; porque no sabemos orar como debiéramos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables” (Rom 8, 26). No podemos alcanzar por nuestros fuerzas o méritos tener consolación, unos determinados sentimientos, o luces, experiencias… es gratis lo que quizá se nos conceda cuando pedimos con fe… Es pura gratuidad saber por la fe que soy amada como soy. Sin letra pequeña engañosa. Lo que nos caracteriza como personas es la conciencia de ser únicos e irrepetibles, únicos a los ojos de Alguien que nos ama sin que lo merezcamos, con total libertad, con paciencia infinita, sin esperar nada a cambio, nada más que acoger y devolver tanto amor…

.

La oración nos permite caer en la cuenta y agradecer, saborear: que las cosas más importantes de mi vida no las he conseguido a fuerza de puños ni de dinero, sino que se me han regalado.

.

  • la vida se me dio gratis (me “nacieron”…)
  • sigo viviendo por pura gracia, aunque yo ponga medios para crecer en todo sentido, alimentarme, conocer, relacionarme, ¡¡¡respirar!!! Y esos medios son los que nos sorprenden cuando los consideramos con atención…
  • tengo pan y techo. No es poca gracia hoy en día.
  • disfruto la gracia de las palabras que recibo cada día… mejor las positivas y de ánimo, pero también recibo otro tipo de palabras que es bueno acoger…
  • el regalo de la relación: el amor que recibo y entrego. ¿alguien puede comprar una amistad?
  • la confianza en la vida, en las personas, en mí misma… sin confianza no es posible vivir… es un infierno, un mar de dudas y de sospechas que acaban matando la vida.

.

Y a la vez, yo tengo fe y confianza en que es verdad la Palabra del Señor:
“El Padre mismo os ama” (Jn 16, 27)… “Tanto amó Dios al mundo que envió a su Hijo único para que todo aquel que cree en Él tenga vida eterna” (Jn 3, 16). ¡Somos seres amados!

.

“Aunque tu padre y tu madre te abandonen, Yo no te abandonaré” (Is 49, 15-16; salmo 27, 10). No es una invención mía. “Amas a todos los seres y no aborreces nada de lo que has hecho; si hubieras odiado alguna cosa, no la habrías creado. ¿Cómo podrían existir los seres, si tú no lo hubieras querido? ¿Cómo podrían conservarse, si tú no lo ordenaras? (Sab 11, 24-25)

.

La oración es fuente de alegría al sentirse así, en un ámbito de gratuidad: amados, sostenidos, elegidos, bendecidos, agraciados, protegidos, liberados… Somos importantes para Dios. Tanto que envió a su Hijo, lo que más quería, para decirnos en nuestra lengua todo lo que Él es y quiere para nosotros, aun sabiendo que podía y puede ser rechazado, ignorado, tergiversado. Pero a mí me alegra este Dios. Es un Dios gracioso, que #tiene gracia. Me alegra que exista, más allá de lo que yo inventaría o necesito. Me alegra que cuente conmigo para dar gratis lo que gratis recibo (Mt 10, 8)

.

.

Consuelo Ferrús, rmi

@consuelormi