Pena de muerte «Matar es un error, no importa que quién lo haga sea yo, ustedes o el gobierno» (M. P.)

Pena_De_Muerte
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Una pregunta que surge ante un tema tan delicado y complejo como la pena de muerte es ¿Cómo conjugar la agonía de un condenado y el dolor de la familia de una víctima? Este dilema está presente en la trama de esta extraordinaria película, un alegato contra la pena de muerte que no nos deja indiferentes.

Matthew Poncelet (M. P), es un asesino condenado a la pena capital por asesinar a dos adolescentes. Una semana antes de su ejecución pide a las autoridades la ayuda de la hermana Helen Prejean (H.P). Esta religiosa intentará que consiga la absolución y la paz interior. La relación los llevará a una profunda “conexión” afectiva, y sobre todo, producirá en la hermana Helen la lucha interior entre la agonía del condenado y el dolor de las familias de las víctimas. 

En este mes, en que se celebra el 17ª Día mundial contra la pena de muerte (10 de octubre), debemos que hacernos algunas preguntas: ¿la pena de muerte es justicia o venganza? ¿Qué ha llevado a un condenado ha cometer tal delito? ¿tiene un gobierno derecho a condenar a muerte a un ser humano? ¿La justicia depende de si eres pobre o rico? ¿Ejecutar criminales significa mantener la sociedad a salvo?. La pena de muerte nos deshumaniza y quita la dignidad a las personas, y en muchas sociedades, un condenado a muerte, ya no es considerado un “ser humano”. El matar no es una opción.

La película nos enseña que…

  • Toda muerte es injusta.
  • Todos somos hijos de Dios, todas las personas, sin distinción, valen mucho más que sus peores actos y merecen respeto, aunque la sociedad no lo entienda así.
  • Todo ser humano tiene derecho a la vida, y esto significa que ningún Estado puede tener la capacidad de permitir la vida por buen comportamiento o quitarla, cuando se ha cometido un crimen atroz.
  • La pena de muerte es contraria al Evangelio de Jesús y ser cristiano no sólo es hacer el bien. Es sentir al otro como hermano, sea quien sea.
  • La pena de muerte es degradante, selectiva y racista, lo que conduce a errores inevitables. Hay que ver la realidad desde las personas que no tienen poder.
  • Al dolor nos tenemos que acercar desde la escucha, el amor, la mirada tierna, la comprensión y el no juzgar.
  • Es importante acompañar a los familiares de las víctimas y ayudarlas a encontrar una forma de perdón para eliminar su odio interior.
  • Uno de los mayores miedos del ser humano es enfrentarse a la muerte en soledad.
  • Siempre debemos buscar la verdad por encima de todo. 

Reflexión:

  1. Tus argumentos a favor y en contra de la pena de muerte.
  2. ¿Cómo crees que Matthew manifiesta su arrepentimiento? ¿Por qué lo quiere ayudar la hermana Helen?
  3. Comenta estas frases:
    1. «Matar es un error, no importa que quién lo haga sea yo, ustedes o el gobierno«. (M. P)
    2. “Jesús cambió el mundo con su amor y tú miraste mientras los mataban.” (H. H.)
    3. “Quiero que lo último que veas en este mundo sea el rostro del amor, así que mírame mientras lo hagan.” (H. H)
    4. «Cualquier criminal es un ser humano y tiene derecho a la dignidad»
    5. «Ningún Gobierno es lo suficientemente inocente o lo suficientemente sabio como para reclamar un poder tan absoluto como la muerte» (H. H)

Comparte este post con tus amigos

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter