«Pentecostés y la Misión Compartida» Por Juan José Raya cmf

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

PENTECOSTÉS HECHO CLAVE PARA LA COMPRENSIÓN DE LA MISIÓN COMPARTIDA

.

“…quedaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar

en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse” (Hch 2, 4)

.

.

En la vida y misión de la Iglesia es primordial la labor del Espíritu Santo. Es el Espíritu el que engendra la Misión (con mayúsculas)  como razón de ser y hacer de la Iglesia. Es el mismo Espíritu el que suscita en la Iglesia diversidad de carismas, de formas de vida y de ministerios para que en comunión de vida, compartiendo los gozos y las esperanzas, las tristezas y angustias de los hombres y mujeres de nuestro tiempo, el Evangelio sea anunciado y todos tengan Vida.

 .

El lenguaje, relativamente reciente en la Iglesia y entre nosotros, de la “misión compartida”, nace de una comprensión comunitaria de la misión y de la correlación necesaria entre todas las formas de vida y ministerios para afrontar los retos que nuestro mundo plantea a la evangelización. Es una invitación a ‘hacer con otros’ y a no sentirnos autosuficientes.

 .

La Misión no pertenece a nadie, sólo a Dios. Es “Missio Dei”. Así pues cuando hablamos de “misión compartida” en realidad de lo que estamos hablando es de las diversas formas en la que unos y otros participamos, a través del Espíritu, de esta misión que nace de Dios. Desde esta dimensión es desde la que tenemos que plantearnos el tema de la misión compartida.

 .

No siempre en la historia la Iglesia se ha comprendido de la misma forma. Es curioso hacer un recorrido histórico del uso de los verbos en los documentos eclesiales cuando se habla de la participación de los laicos en la vida -tanto hacia dentro como hacia fuera- de la Iglesia. Quizá sea suficiente, aquí, apuntar que no siempre se han utilizado los mismos términos hasta llegar a lo que ahora conocemos como “misión compartida”. Al menos en el contexto europeo, fueron los movimientos de Acción Católica, allá por la década de los años 30 del pasado siglo, los que contribuyeron de forma notable a tomar conciencia de la importancia de los laicos en la vida de la Iglesia.

 .

Después vendrían los primeros congresos mundiales del apostolado de los laicos, en la década de los 50. Pero ha sido sobre todo el Concilio Vaticano II, con la recuperación de la eclesiología de comunión, el hito más importante de este camino. Podemos decir que se produce un cambio de perspectiva, un giro copernicano. Los laicos no son únicamente receptores del anuncio del evangelio sino, y sobre todo, actores en el anuncio del mismo. No son sólo destinatarios, sino también protagonistas insustituibles en la difusión de la Buena Noticia de Jesús.

 .

.

Resumiendo:

 .

1)      Nadie (bien este nadie, sea un grupo o bien sea una persona) debería ir por libre en esta andadura eclesial y nadie tiene derecho a adueñarse de la parte de la misión que le corresponde. La misión nos viene dada y, en esencia, es la misma para todos: prolongar la misión de Jesús, el Hijo, y del Espíritu.

 .

2)      En el tema de la misión compartida se ha avanzado pero queda mucho camino por delante. Todavía hoy es una realidad que necesita profundización, sobre todo en el plano práctico. En muchos ámbitos eclesiales es un aspecto mejorable que necesita una mayor clarificación y un discernimiento sobre cómo hacerla real y operativa.

 .

.

Cuatro puntos para pensar y orar:

 .

1)      ¿Se reduce o se puede reducir la misión compartida a la participación y colaboración de los laicos en los ámbitos locales y en los espacios provinciales de reflexión y decisión?

 .

2)      ¿La preocupación por la misión compartida es algo más que trabajar juntos?. ¿La misión compartida es sólo trabajo compartido o repartido?.

 .

3)      ¿La misión compartida es sólo algo relacionado con el apostolado o afecta también a la espiritualidad, la economía, el gobierno, la vida, la formación, …?

.

4)      La importancia de las preposiciones: ‘con’ o ‘para’. ¿Colaborar con otros en una común misión es lo mismo que trabajar para otros en su misión?

 .

.

 Juan José Raya cmf

buy clomiphene online
bupropion hcl 150mg x