¿POR QUÉ LA SOLIDARIDAD?

¿POR QUÉ LA SOLIDARIDAD?

.

VER

JPIC-MAY16-2

.

 Sabemos que no está bien que se normalice la pobreza, la trata de personas, las injusticias…

.

Sabemos que no es normal que nos sintamos indiferentes ante los refugiados, la soledad de los ancianos, el abandono de niños…

.

Sabemos que no es lógico que a nuestro corazón no le duelan las muertes por falta de alimentos, de medicamentos, de agua potable…

.

JPIC-MAY16-3

Sabemos que no es natural que la violencia de género esté presente en todas las sociedades, que en unas partes del mundo se derroche de manera indiscriminada y que en otras no se tenga lo imprescindible, que el gasto en cosméticos en algunos países es mayor que el de alimentos de otros… En definitiva, que el egoísmo mueva nuestras vidas.

 .

Y si sabemos todo esto…a qué estamos esperando.

 .

JUZGAR

.

¿Por qué la solidaridad?

.

La solidaridad puede comenzar en la compasión. En esa compasión bien entendida que no se queda en un sentimiento, sino que nos hace ponernos en movimiento.

.

Mt 15, 32: Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: “Siento compasión de esta gente porque ya llevan tres días conmigo y no tienen nada que comer.  No quiero despedirlos sin comer,  no sea que se desmayen por el camino”.

.

Todos tenemos capacidad de sentir compasión, pero ese sentimiento es imprescindible que se manifieste en acción. Cuando nos identificamos con el prójimo, cuando nos duele lo que vive y actuamos para remediarlo surge el AMOR, es cuando nace la MISERICORDÍA en nosotros.

.

Mt 26, 35 “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; 

.

La misericordia es ese amor “entrañable” que nos lleva a reconocer el dolor del que sufre como propio y nos hace reaccionar para cambiar la condición de otras personas.

.

Mt 7, 12: “Todo lo que querríais que hicieran los demás por vosotros, hacedlo vosotros por ellos, porque eso significan la Ley y los Profetas”.

.

La misericordia debe materializarse en acciones. La solidaridad es el cauce por excelencia para vivir el mensaje del evangelio. La solidaridad no se puede quedar en un sentimiento ni en acciones aisladas para “tranquilizar” nuestras conciencias.

.

“Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.” (1 Jn 20-21)

.

JPIC-MAY16-4

.

ACTUAR

.

Individual

  • Cuestiona tu forma de vida: austeridad, sencillez, consumo, diálogo, ecología…
  • Amplia tus relaciones y establece contactos con algún grupo o comunidad solidario para conocer su pensamiento y compromiso, intercambiando puntos de vista…
  • Discierne y replantea tu vida, desde la vocación y la misión que Dios te dio, respecto a tu profesión, tiempo de ocio, vacaciones, uso del dinero…
  • Valora tus posibilidades de forma real y humilde.

.

Toma contacto y participa

  • Colaborando con una ONG con tu tiempo, trabajo, económicamente…
  • Sensibilizando en tu entorno sobre las problemáticas sociales en las que actúan.
  • Realizando voluntariado social o experiencias misioneras.
  • Organizando actividades para recaudar fondos o denunciar situaciones injustas.
  • Teaming o haciendo equipo junto a tus compañeros de trabajo, amigos… para apoyar un proyecto.
  • Prestando a la ONG tus servicios como profesional, descontando todo o parte de los honorarios.
  • Creando opinión y conciencia crítica.
  • Orando
  • Dando a conocer una ONG por todos los medios posibles, ofreciendo así a otros la oportunidad de colaborar.

 

¿Te ha gustado este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on pinterest
Compartir en Pinterest