¿Por qué seguimos confiando en la Iglesia?

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter

Todos nosotros tenemos una familia. Con sus defectos y sus virtudes,  reconocemos que es bueno amarla y construirla para que en ella podamos ser felices y aprendamos a crecer como personas.

No quisiera que sonara a “sermón” pero cuando me amenaza la desesperanza en la Iglesia recuerdo que el día de nuestro bautismo, el Espíritu Santo nos une a Jesucristo, haciéndonos hijos de Dios y hermanos entre nosotros. La Iglesia es una gran familia compuesta por personas, con virtudes y miserias, unidas en Dios. En ella buscamos la fuerza para ser más buenos, capaces de construir un mundo mejor.

Una sugerencia: reza el Salmo 42,11: ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré.

En Dios, como familia, ponemos nuestra esperanza. Él nos hará más santos y sabios en nuestros gestos y palabras para poder cumplir con nuestra misión de anunciar la Buena Noticia del Amor de Dios a todos las personas.  #Yonopierdolaesperanza

Otras entradas...

La Ratonera

Yo soy muy mala para recordar chistes y cuentos. Se ve que solo se me quedan unos pocos, los que me impactan

El Enigma Y El Espejo

GAARDER, JOSTEIN (Ed. Siruela) Seguramente conoces a Jostein Gaarder. El título de este libro puede parecerte extraño, incluso aburrido, pero si tienes

Fundirnos en un abrazo

El título parece que proceda de una canción de verano. Seguro que durante este tiempo de confinamiento que hemos vivido y la