¿qué hace sonreír a BERTHA BANEGAS?

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Mi nombre es  Bertha Suyapa Banegas Coello, soy Misionera Claretiana, hondureña.

 .

¿qué te hace sonreír? 

¿dónde está la fuente de tu alegría?

.

Siento que sonreír es reflejo de: felicidad, alegría, paz, amor, cercanía…

 .

A mí me hace sonreír el compartir la felicidad de los demás, la inocencia de los niños, que con sus “travesuras” muestran lo libres que son. También la risa de algunas personas, que de forma natural y sin pretenderlo te contagian y terminas riendo con ellas.

 .

Una forma de sonreír que me sale espontánea es, cuando voy por la calle o en los medios de transporte y me encuentro con personas… algunas conocidas, otras desconocidas… para saludarlas cruzo la mirada con ellas, pero no solo mi mirada si no también mi sonrisa y me satisface en gran manera las que corresponden de la misma forma.

 .

Cuando decidí ser Claretiana, el primer libro que las hermanas me dieron a leer fue el de la vida de Teresita Albarracín una hermana Claretiana que murió muy joven. Algunos de sus lemas eran: “Sonreír siempre” y “Sufriré en silencio y sonriendo”. Recuerdo que lo empecé a leer y lo terminé en un solo día, en un viaje de 8 horas. La verdad que en ese momento me resonó su vida y me identifiqué con ella. De ello han pasado 31 años y me sigue resonando.

 .

Algo que también me ha hecho sonreír desde siempre es el relacionarme con toda clase de personas y dejarme enseñar por ellas.

 .

¿Dónde está la fuente de mi alegría?

 .

La fuente de mi alegría está en Dios, que cada día me regala la vida y con ella todo lo que Él sabe que es lo mejor para mí.

Los momentos de encuentro con Él en la oración hacen crecer mi fuente de alegría, esa alegría que solo Él sabe dar.

 .

Algo a manera de anécdota, un día antes de terminar mi oración me sorprendí grandemente, cuando descubrí cómo en mí se dibujaba una sonrisa, no sé el por qué, lo que sí sé, es que al experimentarlo lo que brotó en mí fue la acción de gracias. La experiencia se me ha repetido 2 ó 3 veces más. Es una sensación única…

 .

Otro aspecto que considero que ha hecho crecer mi fuente de alegría es mi familia. Recuerdo la alegría con la que nuestros padres nos educaron, desde la sencillez y el ejemplo de su vida, de ellos aprendimos mis hermanas y yo que la vida está siempre llena de alegría porque Dios está dentro de nosotros, esa alegría que no la dan las cosas, ni el dinero…esa alegría que te invita a compartir con los demás, a amar y dar lo mejor de ti, a disfrutar con las cosas que algunas personas consideran insignificantes. Esa alegría que no es ausencia de sufrimiento, sino que porque ésta presente vives el dolor, lo que no es fácil en la vida de otra manera.

 .

El Evangelio no menciona que Jesús se sonriera, pero creo que su sonrisa era su forma de acercarse a los demás.

.

.

Bertha Banegas,  Misionera Claretiana