A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

¿Qué significa para ti hoy “Cambiar el mundo”?

Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter

Imitando a la Santa de Avila deseo morir hija de la Iglesia y hoy me parece que el método más asequible para mí -religiosa jubilada- es estar atenta a lo que me dice el papa Francisco. En “Gaudete et exultate” descubro que su invitación a la santidad es para todos, tanto para los jóvenes que miran expectantes la vida que tienen por delante como para mí, Misionera Claretiana que vivo y convivo en Vicálvaro, un barrio multicultural de Madrid y, que con mis 83 años estoy ya en la línea de partida. Todos llamados a ser santos, que es tanto como decir que todos estamos en el deber de hacer un mundo mejor, más hermoso.

Y, aunque no pegue que lo diga yo, el mundo sería así si no hubiera tantos viejos. Y yo no me quiero contar entre ellos; trabajo por ser joven hasta que me muera, porque cuando dejamos de luchar por ser jóvenes nos morimos de viejos (cosa que pasa en todas las edades).
Es muy hermoso sentirse joven pero no es fácil, y no siempre se consigue. Mi experiencia me dice que “tu visión sólo será clara cuando mires dentro de tu corazón” (Carl Jung). Y que “cuando más profundizas en tu corazón, más claro se vuelve el espejo” (Rumi).
Y para intentar conseguirlo le pido al Señor que su Espíritu limpie mis ojos para mirarlo todo desde El y para dejar con mi mirada algo de El a mi paso.
El mundo será más hermoso si miramos con los ojos de Dios… ”yéndolos mirando, con sola su figura, vestidos los dejó de su hermosura” (Juan de la Cruz).

Otras entradas...

¿Lo ves? Yo sí

¿Alguna vez te han faltado las palabras, te has quedado bloqueado o has sentido que nada de lo que haces o dices