A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

Tag: evangelio

Ser buena noticia

Hay personas que resultan agradables nada más verlas. Sin ningún motivo especial, sus gestos, la sonrisa o simplemente la mirada parece que nos desarman. Son

Leer más »

RECUPERAR RUTINAS

La importancia de las rutinas Por desgracia, el día a día tiene muy mala prensa. Por una parte, aquello extraordinario que no hacemos habitualmente encierra

Leer más »