A menudo es bueno pararse y «acompasarse» antes de iniciar el vuelo. Acompasando se toma un tiempo para, en «un poquito»… volar aún más alto.
Gracias por confiar.

Tag: vocación

YO SOY TU BUEN PASTOR

Yo soy tu buen Pastor: ¿qué te puede faltar?   En verdes praderas te hago recostar,  allí donde puedes vivir con calma  aunque sigas teniendo cansancios y

Leer más »