TE MIRA COmPASIÓN Eva Matarranz. JMOV16

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

TE MIRA COmPASIÓN
Eva Matarranz

.

1. Cuéntanos brevemente quién eres, dónde vives y qué haces…

evaMi nombre es Eva Mª Matarranz Jimeno y tengo 44 años.

Vivo en un pueblo muy cercano a Segovia, Palazuelos de Eresma.

Soy madre y esposa. Tengo dos hijos de 13 años y de 10 años.

En la actualidad y desde hace 7 años, realizo el servicio de Directora General del colegio Marista de Segovia.

.

2. ¿En qué momento se encontró tu mirada con la de Jesús?

Desde siempre he sentido que Jesús estaba en mi vida pero cuando lo hice más consciente es viviendo experiencias de grupo, experiencias de personalización de la fe como en pascuas juveniles, campamentos, momentos de oración comunitaria. En mi vida la pertenencia a grupos juveniles y posteriormente a comunidades adultas de fe resultaron fundamentales en mi relación con Jesús.

.

3. Si piensas en tu vocación, ¿qué hace que tu mirada sonría?

Mi mirada sonríe cuando siento que mi familia es feliz y yo soy feliz con ellos.

Mi mirada sonríe cuando veo crecer a un alumno y comparto con él sus ilusiones y sus miedos.

Mi mirada sonríe cuando me ilusiono con mis compañeros educadores en nuevos proyectos que mejoran nuestra forma de enseñar y educar.

Mi mirada sonríe teniendo cerca mis amigos

.

4. ¿Qué miradas concretas crees que necesita la Iglesia hoy?

Miradas abiertas, miradas alegres, miradas solidarias, miradas que crean en las personas. Tal vez este tiempo eclesial sea un tiempo de purificación. La pertenencia a la Iglesia ya no es mayoritaria en nuestro país, y mucho menos en otros países de nuestros entorno, por lo que es posible que esa pérdida de relevancia suponga una ganancia en identidad. Creo que ahí hay un reto, una mirada amable que debemos prestar atención.

Por otra parte, el débil, el necesitado, el pobre, el emigrante, siempre has sido una presencia del mismo resucitado. Por ello, la Iglesia es fiel a sí misma si vuelve la mirada hacia ellos. Ellos son la razón de nuestra evangelización, llevar buenas noticias a los necesitados, especialmente a los necesitados de buenas noticias, que por desgracia en nuestro mundo son muchos.

Por último, la infancia, la juventud deben ser objeto prioritario de nuestras miradas. Asistimos a las primeras generaciones sin raíces cristianas en el hogar, por lo que nuestro trato, nuestras relaciones, nuestra manera de hacer pastoral han de tener muy presente esto. Aquí se abre una gran oportunidad.

.

5.  ¿Cuál crees que es la mirada propia de tu carisma vocacional?

Es una mirada que cree que Nuestro Dios reside en las personas y en el valor que nos ofrecen desde el encuentro, especialmente en el necesitado, en el niño.

Una mirada que necesita momentos de interioridad para conectar con mi ser. Volver a uno mismo para servir a los demás. Interioridad y servicio.

Una mirada que necesita el Evangelio como guía. La centralidad de Jesús, el Resucitado, Jesús en el centro de la Iglesia presidiendo y guiando todas sus actuaciones.

.

plato-llano-24cm.caja-30unid.

6. Elige un objeto que asocies con la mirada misericordiosa y dinos por qué

Un plato. Símbolo del compartir, de mesa, de familia, de encuentro, de fraternidad, de alimento, de acogida, de amistad, de unión.

.

.

Eva Matarranz