+ FRUTO

 .

Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Jn 15, 1-8

.

FRUTOJesús resucitado es como la primicia, es ya el primer FRUTO de una cosecha venidera (1Cor 15, 20). Un fruto esperado por tantos siglos… vencer la muerte. Un sueño histórico.

.

Tú me sigues eligiendo cada día, para dar FRUTOS DE VIDA, también yo. Y me das tu Palabra de que permaneciendo en Ti seré fecunda. Necesito creer en tu resurrección, entender de qué va esta vida totalmente nueva, transfigurada, revolucionaria… Solo unida a ti, como el sarmiento a la vid, podré entender, y podré vivir dando esos frutos de resurrección. Bebiendo de tu savia. Dejándome podar y trabajar. PERMANECIENDO EN TI. Te lo pido Señor.

.

.

equipo acompasando