«voces inocentes»

vocesinocentes
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

VOCES INOCENTES

.

.

“Una sociedad que se apoye sólo en la razón de la fuerza ha de calificarse de inhumana “

(Papa Francisco, 47ª Jornada mundial de la Paz)

.

.

Ficha Técnica

.

.

1Título original: Voces Inocentes –Innocent voices

Año: 2004.

Duración: 106 min.

País: México, Estados Unidos, Puerto Rico.

Dirección: Luis Mandoki

Guión: Oscar Torres y Luis Mandoki.

Producción: Luis Mandoki, Alejandro Soberón Kuri y Lawrence Bender.

Protagonistas: Carlos Padilla (Chava), Leonor Varela (Kella), Gustavo Muñoz (Ancha), José María Yazpik (tío Beto), Ofelia Medina (Mamá Toya), Daniel Giménez Cacho (cura), Jesús Ochoa (chofer).

.

Etiquetas: Drama.

Etiquetas pastorales: Guerra civil, niños de la guerra, niños sin escuela por causa de la guerra, familia, política, …

.

.

Sinopsis:

.

.

2La película narra algunos sucesos basados en la infancia del salvadoreño Oscar Torres (guionista cinematográfico). La acción se desarrolla a finales de la década de los ochenta en Cuscatanzigno, pueblo de El Salvador y tiene como protagonista a Chava, un niño de once años, abandonado por su padre en plena Guerra Civil, y que tiene que convertirse en “el hombre de la casa”.  Durante esta época las fuerzas armadas del gobierno reclutaban niños de doce años sacándolos de su escuela.  La vida de Chava se convierte en un juego de supervivencia, no sólo de las balas de la guerra, sino también de los efectos desoladores de la violencia diaria.

.

En medio del terror que implica vivir en un ambiente tan hostil y desesperanzador, Chava se las ingenia para hacerse de amigos, entre los que se encuentra un chofer de autobús,   el cura de una iglesia y, por supuesto, evadir el servicio militar que ya le ha costado la vida a varios otros niños. El amor (de su madre y de una compañera de clase), le ayudarán a mantener su corazón abierto y su espíritu vivo contra todos sus contratiempos.

.

.

¿Por qué merece la pena ver “Voces inocentes”?

.

.

3Hace unos meses el papa Francisco, nos hizo una llamada a no dejarnos llevar por la “globalización de la indiferencia”. Sabemos que en muchos lugares se lesionan gravemente los derechos humanos fundamentales y hoy siguen existiendo numerosas guerras, donde se juega con la vida, donde se trafica con personas sin escrúpulos y donde se utilizan niños soldados. Voces inocentes es una película “obligatoria” para hacernos conscientes de las consecuencias de una guerra, de la intolerancia que a veces todos llevamos dentro y de los intereses económicos, políticos, que mueven a los países para mantener una guerra… en donde los más inocentes siempre salen perdiendo.

.

Es una historia fuerte, real  y a pesar de la violencia, aparecen momento de inocencia y frescura que nos muestran los niños que trabajan en la película. La película nos hace meter en la vida de cada uno de los personajes… es una bofetada a nuestra realidad social. Y, sobre todo, porque es una de las pocas películas sobre una guerra contada por un niño.

.

4«La película se inicia con una voz infantil en off, una imagen en contraluz en medio de la lluvia y un plano general que muestra a hombres armados, custodiando a varios niños, entre los que va Chava, el protagonista. Lo que le da fuerza y dramatismo a la escena, es la atmósfera que crea: la lluvia, el contraluz, la cámara lenta y el relato de la voz en off: “tengo mucho frío, me duelen los pies, tengo piedras en los zapatos, estoy muy cansado…”

.

«Es una película que muestra el lado de la guerra que no se ve en televisión», «He querido entender la guerra, lo que pasa con la gente que está allí, dentro de las paredes de las escuelas, de las casas, y lo que significa crecer en una guerra. Pero es difícil de entender algo tan monstruoso», asegura el director.

.

.

Sugerencias pastorales:

.

.

Antes de iniciar la película, preguntar en clase o a las personas que la van a ver… ¿Qué les sugiere el título VOCES INOCENTES?

.

Una vez vista la película comentar las siguientes preguntas en el grupo:

.

.

  1. ¿Por qué se llama la película VOCES INOCENTES?.
  2. Qué vayan mencionando los diferentes personajes que aparecen y cuál es su característica
  3. ¿Qué has sentido cuando ves a niños involucrados en situaciones adultas?
  4. ¿Cómo puede afectar la guerra  o una situación violenta a un niño?
  5. En la sociedad ¿qué crees que representa un niño?
  6. Junto al tema de la guerra, ¿Qué otros temas aparecen de fondo en la película?
  7. ¿Cuál es tu opinión de la guerra? ¿Por qué es tan difícil conseguir la paz?
  8. ¿Cuál es el propósito del director? ¿Qué quiere enseñar a la gente? 

.
.

Materiales que pueden ayudar para introducir el tema:

.

.

  • Leer este texto sobre: “Los niños soldado” (Datos de informes de Amnistía Internacional)

.
.

5Un niño o niña soldado es cualquier persona menor de 18 años que forma parte de cualquier tipo de fuerza o movimiento armado, ya sea regular o irregular, en cualquier condición, incluyendo, pero no limitado a, cocineros, porteros, mensajeros y cualquier otra persona que acompañe a dichos grupos y no sea solamente un familiar. Reclutar niños y niñas soldado es una práctica habitual en el seno de muchos conflictos en todo el mundo. En algunos países, años y años de guerra han agotado a los adultos en edad de combatir: sólo quedan niños. Los niños sirven para todo en tiempo de guerra: combaten, cocinan, acarrean agua, actúan como señuelos, mensajeros o espías.

.

Estos niños y niñas han sido secuestrados en la calle, sacados de las aulas o campos de refugiados. Otros muchos son forzados a salir de sus casas a punta de pistola, mientras juegan cerca de casa o caminan por la carretera. Algunos niños se han unido de forma “voluntaria” ante la desintegración de las familias a causa del conflicto, las condiciones de pobreza y el desplome de servicios sociales básicos.

.

Se estima que en la actualidad son más de 300.000 niños los que en el mundo se ven armados por culpa de una guerra, niños soldados -niños y niñas menores de 18 años- que participan en más de 30 conflictos armados en todo el mundo. Estos niños soldados son empleados como combatientes, avanzadillas, porteadores, cocineros o como esclavos sexuales. Algunos son reclutados por la fuerza o secuestrados, otros se alistan en un intento de huir de la pobreza, el maltrato o la discriminación, o con el fin de vengar la violencia infligida contra ellos o sus familias.

.

.

  • Sugerencia de canciones que pueden ayudar antes  o después del diálogo:  

.
.

¿Dónde jugarán los niños? (Maná, México).

Casas de cartón (Los Guaraguau)

Para el final: Desaprender la guerra (Luis Guitarra).

.

.

  • Para finalizar la sesión entregar a cada persona el Discurso final de la película «El gran dictador», de Charlie Chaplin, 1940 para su reflexión  personal.

.
.

«Lo siento.

.

Pero… yo no quiero ser emperador. Ese no es mi oficio, sino ayudar a todos si fuera posible. Blancos o negros. Judíos o gentiles. Tenemos que ayudarnos los unos a los otros; los seres humanos somos así. Queremos hacer felices a los demás, no hacernos desgraciados. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay sitio para todos y la buena tierra es rica y puede alimentar a todos los seres. El camino de la vida puede ser libre y hermoso, pero lo hemos perdido. La codicia ha envenenado las armas, ha levantado barreras de odio, nos ha empujado hacia las miserias y las matanzas. Hemos progresado muy deprisa, pero nos hemos encarcelado a nosotros mismos. El maquinismo, que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestro conocimiento nos ha hecho cínicos. Nuestra inteligencia, duros y secos. Pensamos demasiado, sentimos muy poco.

.

Más que máquinas necesitamos más humanidad. Más que inteligencia, tener bondad y dulzura.

.

Sin estas cualidades la vida será violenta, se perderá todo. Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige la hermandad universal que nos una a todos nosotros.

.

Ahora mismo, mi voz llega a millones de seres en todo el mundo, millones de hombres desesperados, mujeres y niños, víctimas de un sistema que hace torturar a los hombres y encarcelar a gentes inocentes. A los que puedan oírme, les digo: no desesperéis. La desdicha que padecemos no es más que la pasajera codicia y la amargura de hombres que temen seguir el camino del progreso humano.

.

El odio pasará y caerán los dictadores, y el poder que se le quitó al pueblo se le reintegrará al pueblo, y, así, mientras el Hombre exista, la libertad no perecerá.

.

Soldados: No os entreguéis a ésos que en realidad os desprecian, os esclavizan, reglamentan vuestras vidas y os dicen qué tenéis que hacer, qué decir y qué sentir.

.

Os barren el cerebro, os ceban, os tratan como a ganado y como carne de cañón. No os entreguéis a estos individuos inhumanos, hombres máquina, con cerebros y corazones de máquina.

.

Vosotros no sois ganado, no sois máquinas, sois Hombres. Lleváis el amor de la Humanidad en vuestros corazones, no el odio. Sólo los que no aman odian, los que nos aman y los inhumanos.

.

Soldados: No luchéis por la esclavitud, sino por la libertad. En el capítulo 17 de San Lucas se lee: «El Reino de Dios no está en un hombre, ni en un grupo de hombres, sino en todos los hombres…» Vosotros los hombres tenéis el poder. El poder de crear máquinas, el poder de crear felicidad, el poder de hacer esta vida libre y hermosa y convertirla en una maravillosa aventura.

,

En nombre de la democracia, utilicemos ese poder actuando todos unidos. Luchemos por un mundo nuevo, digno y noble que garantice a los hombres un trabajo, a la juventud un futuro y a la vejez seguridad. Pero bajo la promesa de esas cosas, las fieras subieron al poder. Pero mintieron; nunca han cumplido sus promesas ni nunca las cumplirán. Los dictadores son libres sólo ellos, pero esclavizan al pueblo. Luchemos ahora para hacer realidad lo prometido. Todos a luchar para liberar al mundo. Para derribar barreras nacionales, para eliminar la ambición, el odio y la intolerancia.

.

Luchemos por el mundo de la razón.

Un mundo donde la ciencia, el progreso, nos conduzca a todos a la felicidad.  Soldados: En nombre de la democracia, debemos unirnos todos.»

.

.

Beatriz, rmi

Comparte este post con tus amigos

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter